BLOG

Rutina de cuidado para la piel deshidratada

13 marzo 2023

¿Cómo elegir los productos adecuados y diseñar una rutina de cuidado para hidratar y nutrir tu piel?

Saber elegir una rutina de cuidado para la piel deshidratada es fundamental si queremos reestructurar una piel que ha perdido vitalidad. Una de las causas principales de la deshidratación es la disminución de agua en la capa superficial de la dermis. 

Por ello, es necesario emplear el uso de productos suaves elaborados a base de vitaminas, minerales y ácidos grasos que protejan, nutran y reparen el manto lípido de la piel. De esta manera, eliminarás la descamación, podrás recuperar la elasticidad y el estado natural de tu piel.

La mejor rutina de cuidado para la piel deshidratada

Para idear una rutina adecuada para el cuidado de la piel deshidratada, en principio, es necesario detectar las causas que generan este debilitamiento dérmico. El uso de productos agresivos, la exposición excesiva al sol, los factores ambientales e incluso el estrés pueden ser los causantes de la pérdida de agua en tu piel.

La piel deshidratada no es más que una fase por la que atraviesa el órgano más grande del cuerpo debido a la pérdida de humedad y grasa natural contenida en su capa intermedia y superficial. 

Al perder estos elementos sientes que tu piel experimenta signos de debilitamiento, descamación y aspereza. Para evitar que esto te suceda deberás mantener un escudo protector que ayude a nutrir tu piel todos los días.

Rutina para el día a día

Para establecer una rutina adecuada para la hidratación de la piel es necesario crear buenos hábitos de limpieza, alimentación y cuidados generales que te ayuden a restaurar una piel sensible y seca. Elige productos con texturas ligeras que retengan la humedad y que no agredan la piel. 

  • Primero deberás limpiar toda la superficie de la piel. Selecciona un buen limpiador adecuado para tu tipo de piel, asegúrate de que contenga una base acuosa y componentes multivitamínicos. 
  • Enjuagar la piel con agua templada y evitar a toda costa el agua muy caliente es fundamental para prevenir la deshidratación. 
  • Utilizar una crema limpiadora potente que no contenga alcohol ni jabón te ayudará a lograr una limpieza profunda en todo tu cuerpo.
  • Luego necesitarás aplicar una crema hidratante ligera elaborada con emolientes y aceites naturales. Puedes extender la crema mientras la piel aún permanece húmeda para mayor absorción del producto.
  • Seguidamente, es preciso colocar unas gotas de sérum o aceites naturales que contengan antioxidantes para sellar la hidratación. 
  • Por último, deberás aplicar una cantidad generosa de protector solar antes de exponerte directamente al sol.

Asimismo, tomar abundante agua, ingerir alimentos ricos en vitaminas y omega-3, evitar llevar una vida sedentaria y no aplicar productos cosméticos que contengan alcohol harán la diferencia. También, deberás tener presente que las lociones hidrantes para el cuerpo debes colocarlas dos veces al día. 

Rutina de cuidado para la piel deshidratada durante la noche

Durante la noche la piel se regenera, por ello es indispensable limpiar e hidratar siempre el cuerpo antes de ir a la cama. Sobre todo cuando la piel está seca, enrojecida y descamada producto de la falta de humedad constante. 

Utilizar productos naturales por las noches que se encarguen de regenerar las capas de la epidermis y brinden una barrera protectora es la clave de cualquier rutina cosmética. Así, no solo repararás los daños de tu piel, sino que podrá prevenir la deshidratación.

  • Para el cuidado de la piel deshidratada del rostro es necesario retirar todas las noches el maquillaje con productos suaves, acuosos y ligeros. 
  • Elige un desmaquillante a base de leche no abrasivo que barra todas las partículas contaminantes adheridas al cutis.
  • También deberás limpiar la superficie de la piel de todo tu cuerpo con un limpiador hidratante o espuma limpiadora para pieles sensibles. Encárgate de enjuagar con agua templada.
  • Exfoliar todo el cuerpo una vez por semana removerá células muertas y evitará la descamación. 
  • Recuerda colocar un poco de tónico calmante para la piel, este producto aportará agua y le devolverá el pH natural a tu cuerpo. 
  • Aplicar lociones o bálsamos hidratantes que contengan ácido hialurónico o aloe vera. Puedes elegir cremas ideales para la noche (antiedad) que contengan ingredientes que calman la piel y protegen el manto hidrolipídico que previene la pérdida de humedad. 

Además, deberás utilizar mascarillas hidratantes una vez por semana en toda tu piel, siempre y cuando contengan ingredientes naturales. De igual forma, deberás evitar las duchas muy calientes, el vapor y el calor provocarán una pérdida de agua transepidérmica considerable.

¿Cómo elegir los productos estéticos adecuados para la piel deshidratada?

El cuidado para la piel deshidratada empieza con la elección de los productos cosméticos y de limpieza correctos para el tipo de piel. Estos productos deben contener principios activos que se deriven de plantas naturales.

Es decir, a la hora de escoger un producto nutritivo, deberás preferir uno que contenga vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos que protejan la capa superficial de la piel, además de ayudarte a retener el agua que aporta la humedad que tanto necesitas.

  • Prefiere las cremas hidratantes con textura de gel. Fíjate en los ingredientes que la componen, para mejor absorción deberás escoger un bálsamo que cuente con manteca de Karité o salvia. 
  • Los productos enriquecidos con colágeno, aminoácidos y extractos marinos son los mejores, ya que se adaptarán a tu tipo de piel.
  • En el caso de los exfoliantes es necesario que adquieras un producto enzimático para pieles sensibles que contengan arcilla mezclada con aceites naturales
  • Por otro lado, las mascarillas ideales son aquellas que contienen vitamina E, una base de plantas naturales e hialuronato de sodio, ya que estos elementos te devolverán la humedad perdida y protegerán de agresiones medioambientales.
  • Deberás escoger los desmaquillantes con texturas acuosas o aguas micelares hidratantes.
  • Prefiere las limpiadoras en gel o las espumas con propiedades medicinales y nutritivas. Las leches limpiadoras a base de bambú o muselina de algodón son excelentes alternativas para la piel deshidratada. 

El mercado de cosmética actual permanece inundado de productos estéticos y de belleza compuestos de agentes tóxicos y agresivos para la salud de la piel. Por ello, es recomendable que elijas siempre una serie de productos orgánicos y naturales que faciliten el cuidado de la piel deshidratada, así lograrás grandes beneficios que enriquezcan toda la piel de tu cuerpo.